Torturas

En una de sus declaraciones judiciales prestada el día 8 de diciembre de 1982, Luis Gubler Díaz hizo un relato de las torturas a que fue sometido durante el período de permanencia en el cuartel de Limache de Investigaciones:

“lo primero que me hicieron fue hacer un simulacro de ajusticiamiento. Posteriormente, fui objeto de numerosas torturas, aplicación de electricidad en los testículos, introducción de agua por las narices, teniendo la boca tapada, golpes de diversos tipos y fue tal la presión de que fui objeto siendo amenazado con llevarme esa noche a algún lugar apartado “vestido de sicópata” para ser ejecutado de un balazo dando a entender de que había sido sorprendido en el acto…me ponían electricidad para que dijera que el revólver estaba disparado y otras cosas, debo decir que con este tratamiento estuve cinco días en que no pude dormir o mejor dicho no me dejaron dormir… La persona que me golpeaba era Nelson Lillo. Ratifico mi declaración como allí se lee”.

En entrevista al diario La Tercera Luis Gubler Díaz declaró:

“qué me va a hablar de torturas, si yo las pasé todas…Mire mis manos -indicó la zona carpiana entre el pulgar y el dedo índice- las tengo insensibles…Me quedaron así luego que me tuvieron amarrado y colgando de pies y manos de una barra…”.

Para estos efectos es determinante el informe médico que consta en el expediente judicial.

Luis Gubler Díaz falleció el día 23 de abril del año 2005, a la edad de 62 años, producto de un cáncer al pulmón.

Enlaces Externos